Las reacciones a las filtraciones de Wikileaks

 

La ONU recuerda su carácter "inviolable" tras las filtraciones de Wikileaks

Francia mantiene que Wikileaks "pone en peligro" a las personas

Reino Unido dice que las filtraciones perjudican la seguridad nacional

Italia insta a no dar importancia a los documentos de Wikileaks

Rusia ve prematuro pronunciarse sobre las supuestas actuaciones de EEUU

Las reacciones tras la filtraciones de miles de documentos secretos de EEUU por parte de Wikileaks no han tardado en producirse. La ONU, a la que el Gobierno norteamericano espió según los papeles oficiales, ha recordado su carácter "inviolable" como organismo internacional. Por su parte, el Ejecutivo de Francia, que se ha mostrado solidario con EEUU, ha criticado que Wikileaks "pone en peligro a hombres y mujeres". Italia ha instado a no dar excesiva importancia a las filtraciones mientras que Rusia considera prematuro pronunciarse sobre el asunto. Reino Unido, por su parte asegura que las filtraciones perjudican su seguridad nacional.

Imagen de archivo de Julian Assange, fundador de Wikileaks. Foto: EFE.

IRÁN: El presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, ha asegurado que, tras las revelaciones que alertaban de que el Mosad presentó a EEUU un programa para propiciar golpe de Estado en Irán, sus relaciones con los países vecinos no se verán afectadas. "Los países de la región somos todos amigos de todos. Las filtraciones no tendrán ningún impacto en nuestras relaciones", ha señalado Ahmadineyad.

UE: La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha asegurado que toma "nota" de los 250.000 documentos filtrados. "No tenemos ningún comentario particular al respecto", ha zanjado la portavoz en rueda de prensa.

REINO UNIDO: El Gobierno británico ha condenado las filtraciones y ha considerado que perjudican la seguridad nacional del Reino Unido y de EEUU. Así, un portavoz de Downing Street ha dicho que "es importante que los Gobiernos puedan operar sobre la base de la confidencialidad a la hora de tratar con este tipo de información, y el que sea filtrada es perjudicial".

ONU: En su primera respuesta a las filtraciones de Wikileaks, Naciones Unidas ha recordado su carácter de "inviolable" al tiempo que ha expliado que la organización es transparente ya que sus actividades son públicas y están a disposición de los Estados miembros. Pese a ello, un portavoz de la ONU ha asegurado, por medio de un comunicado, que el organismo "no está en posición de verificar la autenticidad de los documentos y de las informaciones filtradas", por lo que no puede comentar nada más sobre ellas.

FRANCIA: El portavoz del Gobierno francés, François Baroin, ha mostrado su solidaridad con Washington tras la filtración al tiempo que ha criticado que Wikileaks "pone en peligro a hombres y mujeres". "Nos solidarizamos con la Administración estadounidense y con su voluntad de evitar algo que atenta no solamente contra la autoridad de los Estados sino que pone en peligro a hombres y mujeres que han trabajado al servicio del país", ha afirmado Baroin en la radio "Europe 1".

ALEMANIA: El Gobierno de Alemania ha "lamentado" la filtración de Wikileaks, por entender se ha incurrido en "ilegalidades" al difundirlas, pero ha negado que los comentarios sobre la canciller, Angela Merkel, o sus ministros puedan afectar las relaciones bilaterales con EEUU. "Nuestras relaciones son robustas, apuntaladas en una amistad histórica", ha afirmado el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, para añadir, respecto al origen de esas filtraciones que "el gobierno federal no va ponerse a jugar a detectives".

ITALIA: El ministro de Defensa de Italia, Ignazio La Russa, ha instado a no dar excesiva importancia a los cables diplomáticos estadounidenses publicados. "Se trata de informaciones que tenían que haber quedado secretas, probablemente su publicación es ilegal, pero, al final, parecen salir de una revista de cotilleos", ha asegurado La Russa, que por ello ha pedido que no se dé a su difusión "excesiva importancia".

RUSIA: Un portavoz del Gobierno ruso ha considerado prematuro pronunciarse sobre las valoraciones hechas por diplomáticos estadounidenses acerca del primer ministro ruso, Vladímir Putin. "Antes de juzgar y hacer comentarios es necesario ver los originales, si es que existen. Además, hay que cerciorarse de la traducción correcta de unas y otras palabras y expresiones y sólo entonces se puede decir algo", ha declarado el portavoz de Putin, Dmitri Peskov.

ISRAEL: El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha afirmado que las filtraciones de WikiLeaks ponen de manifiesto que Israel está en lo cierto en su valoración sobre la amenaza que supone para la región el programa nuclear de Irán. "Israel no ha resultado dañado para nada con las publicaciones de WikiLeaks. Los documentos muestran que numerosas fuentes apoyan la valoración que hace Israel, particularmente respecto a Irán", ha aseverado el jefe del Ejecutivo israelí.

TURQUÍA: El primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, ha puesto en duda la seriedad de WikiLeaks, calificándo la página de "sospechosa". "Estamos a la espera de que Wikileaks publique todo lo que tiene. Veremos entonces en qué medida son serios y donde no lo son. Esperaremos a que saque todas las piedras de sus bolsillos. Luego haremos una evaluación y una declaración", ha señalado Erdogan.

CHINA: El Gobierno chino ha ordenado a los medios locales, tras conocerse el contenido de miles de documentos secretos del Ejecutivo norteamericano, que no informen sobre las revelaciones como primera medida ante las filtraciones de Wikileaks.

AUSTRALIA: El fiscal general australiano, Robert McClelland, ha ordenado a la Policía investigará si Wikileaks ha violado alguna ley tras haber divulgado nuevos cables diplomáticos secretos. McClelland también ha señalado que por ahora, EEUU no ha solicitado al Gobierno de Camberra que cancele el pasaporte australiano de Julian Assange, fundador de Wikileaks.

NUEVA ZELANDA: El jefe del Ejecutivo neozelandés, John Key, ha afirmado que la filtración provocará caras de sonrojo en Estados Unidos. "No conocemos todos los detalles, pero uno o dos comentarios seguramente avergonzará a los implicados. Esperemos que no se trate de nada más serio que eso", ha comentado.

El domingo en un trabajo colaborativo entre Wikileaks y cinco cabeceras de prensa (El País, New York Times, Der Spiegel, The Guardian y Le Monde) se dejó al descubierto más de 251.287 documentos del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América. Conocido ya como el "cablegate", estos telegramas oficiales destapan una mezcla de espionaje, maniobras ocultas y corrupción en todo el mundo. EPF

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s